lunes, 26 de octubre de 2009

Sucesos extraños

Este es un post chorra para reivindicar que a veces pasan cosas raras. No raras en plan "Expediente X" o "Fringe", pero sí cuanto menos inquietantes.
Hace un par de semanas iba en el metro camino a casa aburrida como una ostra porque no llevaba libro, ni periódico, ni revista, ni mp3, así que hice lo que suelo hacer en este tipo de situaciones: leo el libro del que se sienta a mi lado. Busco los nombres de los personajes para averiguar si es un libro que ya he leído y si no, leo un par de páginas a ver si me gusta y me lo compro en otro momento. Esto no siempre es una buena idea, ya que hizo que me comprara "El hombre de los dados" que debe ser uno de los peores libros escritos en la historia de la humanidad, pero, oh fortuna, leí la única página divertida del libro a la mujer que se sentó a mi lado.
Bueno, que me enrollo. La cosa es que iba leyendo el libro de mi acompañante cuando el hombre que se sentaba enfrente estornudó sin taparse la boca y haciendo un ruido espantoso, y lo primero que pensé fue: "No se ha tapado la boca. Qué tío más guarro. Ale, a esparcir gérmenes". Bajo la vista de nuevo al libro y la primera palabra que leo es "gérmenes". Me parece divertido, así que pienso en otra palabra, la primera que cruza mi mente: "estómago". El hombre (o mujer, no me acuerdo), pasa entonces la página y encuentro "estómago" en el primer vistazo. No pruebo una tercera vez me asusta violar las leyes cósmicas.
No contenta con eso, al día siguiente mantengo una conversación con unos amigos sobre los por qués del cambio de nombre de una cadena de comida rápida: KFC, anteriormente conocida como Kentucky Fried Chicken (aquí os dejo un link al post de alguien que lo explica, por si estáis interesados). Esa misma tarde, esta vez con mi propio libro, los personajes de la historia hablan de los por qués del cambio de nombre de KFC...
Os advertí que era una entrada estúpida, pero tenía que contarlo.

9 comentarios:

  1. que cosas... más raras XDDD, hay veces que las coincidencias asustan y son divertidas

    ResponderEliminar
  2. Más que sucesos extraños yo llamaria a esto: "El dia en que Marina fue absorbida por los extraterretres, le dejaron un poder de invocar palabras en su mete y hacer que salieran cosas con esas palabras..." Ahora tienes que pensar en Dinero, Avalorios, Libros, ... :) Y ellos vendran a ti! :)

    ResponderEliminar
  3. Curioso. Te acabo de mandar un mail con un cuento sobre el asunto.
    Saludos
    Gabriel

    ResponderEliminar
  4. Me he reído un montón con lo de los pollos mutantes, gracias por compartir tus "extrañezas", pero es así, ocurren...
    un beso
    Bea

    ResponderEliminar
  5. Tal vez seas una entidad cósmica capaz de reformar los hilos que conforman la realidad, que ha sido atrapada en el cuerpo de una mortal por una entidad rival... o tal vez sólo sea casualidad :P

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué bueno!!! Es curiosísimo. Y no te pasa que a veces sin venir a cuento piensas en alguien a quién llevas años sin ver y de repente de lo encuentras??? ¿Casualidad?

    ResponderEliminar
  7. A mí no paran de pasarme ese tipo de cosas. Como cuando alguien entró en mi blog y me dijo si podía copiar un cuento y en blog de ese alguien encontré el cuento de un tipo que estudió a unos metros de mi casa :-)

    ResponderEliminar
  8. Dino, Iorgeus, Thanos, SinSellos, Budoson: No creo en las casualidades. Prefiero ser la entidad cósmica que ha comentado Thanos... :P

    Gabriel: gracias por el cuento, estaba muy chulo :)

    Cibeles: lo de pensar en alguien y encontrármelo después me ha pasado tres veces en la vida, y las tres el mismo día... Esto reafirma la teoría de que puedo alterar los hilos de la realidad, juajuajua (risa maligna)

    ResponderEliminar