domingo, 25 de septiembre de 2011

He terminado de leer... "Qué bien besaba Judas" de Maira Papazanasopulu

...¡no lo leáis, huid!
La playa siempre es un mal sitio para los libros que estoy leyendo. ¿Que por qué? Pues porque en la playa en la que veraneo hay una pequeña biblioteca llena de libros que siempre me tientan y finalmente termino cogiendo alguno, en detrimento del libro que esté leyendo en esos momentos. Cuando el libro merece la pena no pasa nada, pero cuando te topas con uno de estos te arrepientes eternamente de haber dedicado el tiempo a un libro que no lo merecía.


Me decidí por este libro prácticamente por el título, que me gustó bastante. Leí la contraportada que resumía el libro como una comedia de enredo y pensé que estaría bien leer algo divertido. Creí que sería un poco del estilo de la película "Mi gran boda griega", con la que me reí un montón. Craso error. El libro de la autora griega de apellido impronunciable es un rollo y encima me puso de muy mala leche, porque retrata a las mujeres como si fueran idiotas y es un sinsentido total. Os explico...

(¡ATENCIÓN SPÓILER!)
En el libro, la protagonista es abandonada por su marido, que resulta que la engaña con su mejor amiga y con otra mujer. El día después a que suceda esto, la protagonista conoce a un hombre que se enamora perdidamente de ella nada más verla (¿quién se cree esto?) y comienza a cortejarla. Desde el primer día, ambos tontean todo el rato, pero de vez en cuando la protagonista habla de lo mal que se siente y lo que le duele que su marido la haya engañado. ¿Pero cuándo demonios te has sentido mal, si al día siguiente ya estabas rehaciendo tu vida con otro? Para colmo, su marido vuelve a casa cuando la protagonista está planeando fugarse con su nuevo novio y ella no le echa a patadas ni le insulta ni le echa en cara sus aventuras ni nada. Es más, le permite dormir en su cama y ella duerme en el sofá (¿¿¿???). A mí me daban ganas de matarla de lo tonta que era, porque comienza a plantearse durante unas cien páginas, con quién debería quedarse: con el marido infiel que la maltrata psicológicamente o con el hombre de sus sueños que la trata como a una reina. ¿Pero dónde demonios está el dilema? Todos sabemos con quién se va a quedar, pero aún así, la mujer duda, haciendo inaguantable la lectura. Lo peor es que ella iba como de chica lista, diciendo repitiendo una y otra vez que todo forma parte de un plan elaborado que le permitirá decantarse por uno u otro amante.
(FIN DEL SPÓILER)

Patético, en serio. No sé quién me dio fuerzas para acabarlo. Supongo que el cosmos, para advertiros después a vosotros. En serio, hay mejores libros en los que invertir el tiempo (por ejemplo los dos últimos que me he leído, y cuya critica espero no retrasar demasiado...).
¡Hasta pronto Cuentistas!

7 comentarios:

  1. ¡Vale! Huiré de este si es que me lo encuentro.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Hola Marina:
    a mí me queda siempre la duda de cómo consiguen que se los publiquen!!
    Bueno, gracias por el consejo, a ése ni tocarlo....
    Cariños

    ResponderEliminar
  3. ¿A qué velocidad lees? Debe ser supersónica! ¿Cuál es el mejor libro que has leído hasta ahora? Si no es mucho preguntar :)

    ResponderEliminar
  4. Yo he tomado la sana costumbre de abandonar la lectura de los libros que no me gustan, aunque vaya por la mitad. ¡Con la cantidad de buenos libros huérfanos que hay!
    PD Creo que el primer "que" de "¿Qué por qué? " no lleva tilde. Lo digo por ser tú como eres...

    ResponderEliminar
  5. Yo soy incapaz de leer los libros que no me gustan.
    Abrazos,
    PABLO GONZ

    ResponderEliminar
  6. Yo he tomado la sana costumbre de abandonar la lectura de los libros que no me gustan, aunque vaya por la mitad. ¡Con la cantidad de buenos libros huérfanos que hay!
    PD Creo que el primer "que" de "¿Qué por qué? " no lleva tilde. Lo digo por ser tú como eres...

    ResponderEliminar
  7. Marina, seguramente tu comentario a este libro es cienmilveces mejor que el libro en sí... y lo bueno es que has visto todas esas cosas horribles... te cuento que hace 50 años te hubiera parecido una comedia encantadora y hubieras pensado "ojalá pudiera irse con el amante, pero se tiene que quedar con su marido, menos mal que ha vuelto, qué iban a decir si no..." me recuerda a la peli que vimos el día de la violencia de género... ya te diré para que NUNCA JAMÁS la veas...
    Un abrazo y perdón por el comentariazo

    ResponderEliminar