lunes, 5 de marzo de 2012

Comienza el "Experimento Gonz"

Hace unas semanas os mencioné algo sobre un experimento y prometí aclararlo tras la Megaquedada de febrero. En teoría iba a ponerlo en marcha ese día, pero al final las cosas no salieron según lo planeado (teníamos demasiadas cosas que hacer y muy poco tiempo) y no pude ponerlo en práctica.
Todo surgió tras el curso de Valls y Merino en "Escuela de escritores". Como os comenté, tras el evento, Propílogo, Pablo Gonz, Rocío, Thanos y yo fuimos a tomar algo a una sidrería cercana. En una de las conversaciones salió el tema de los libros y yo justo acababa de leer "Cien años de soledad". Les expresé mis deseos de tener el libro firmado por el autor y Pablo Gonz me animó a mandarle el libro para que me lo devolviera con autógrafo. Le dije que estaba loco, que cómo iba a enviarle un libro entero (con lo que pesa además el ejemplar que tengo) sin conocer su dirección y él me contó la historia de un gobernador asiático,   cuyo hijo estaba enfermo, y que envió una carta dirigida a "ese doctor europeo". Sin más señas, Pasteur recibió la misiva. Pablo no estaba muy seguro de si el médico en cuestión era o no Pasteur, pero la moraleja es que la carta llegó a su destino, y aunque esto sucediera hace más de un siglo, a lo mejor, a día de hoy, podría repetirse la historia.
La cosa entonces se fue animando y mientras Pablo decía que seguro que la carta llegaba a manos de Gabo, me fue contagiando su optimismo. Mi reticencia inicial se convirtió en curiosidad, así que arranqué la última página del libro (me costó un poco porque no soy nada partidaria de "maltratar" los libros) y me dispuse a poner en práctica mi vena científica. Ya os conté que "Cien años de soledad" tiene el mejor final que he leído nunca, así que recibir esta página autografiada me haría una ilusión terrible...  

Mi libro, ahora mutilado.
Quedamos en enviar la carta el día de la Megaquedada, sin más que el destinatario y el país de residencia del autor, a ver qué pasaba. Al final no hubo tiempo para hacerlo, así que se quedó como tarea pendiente.
Navegando por la web encontré la dirección "real" del autor pero, tras mucho dudar, me he decidido a mandar la carta en los términos que acordé con Pablo Gonz. Cuentistas, hoy, 5 de marzo de 2012 a las  20:30 (hora a la que he echado la carta al buzón) ha comenzado el "Experimento Gonz".

Señores de Correos, no me paren el sobre en la frontera, por favor...

Instrucciones del experimento:
Mandaré la última página del libro "Cien años de soledad" junto con una carta al autor a: "Premio nobel de literatura Gabriel García Márquez, MÉXICO", con un franqueo suficiente para que alcance su destino. Asimismo, adjuntaré en la carta una dirección de correo electrónico por si el Sr. García Márquez recibiese mi carta pero estuviese demasiado ocupado para mandarme de vuelta las hojas. Con un ACK por su parte vía e-mail el experimento también se consideraría un éxito.

Dato curioso del día: en la oficina de Correos de Rivas NO venden sellos...
El experimento se dará por terminado en los siguientes supuestos:
  1. El personal de Correos me remita el sobre por no haber especificado una dirección de envío válida.
  2. Pasen tres meses sin obtener respuesta alguna
  3. Reciba de nuevo la página, firmada por el autor (me muero como se produzca esta opción) o en su lugar reciba un correo del autor indicando que la carta llegó a su destino.
El experimento se considerará fallido en los casos 1 y 2 y un éxito si se cumple el punto 3.
Y vosotros Cuentistas, ¿qué pensáis que sucederá? ¿Llegará en estos tiempos de mensajes virtuales y mensajería urgente una carta por correo ordinario a un destinatario sin todas las señas pertinentes? ¿Pasará si quiera la frontera española (o la madrileña)? ¡Qué bonito sería que así fuera!
¡Los que digan que sí, que levanten la mano!
Seguiremos informando...

P.D. Hoy, una amiga a la que le he contado el experimento, me ha informado de que mañana es el cumpleaños de García Márquez...¡es una señal del destino!

32 comentarios:

  1. Pues yo opino que el experimento no debería terminar dentro de tres meses (porque no me va a dar tiempo). Verás, es que se me ha ocurrido una opción, por si acaso nos falla El Gabo: ganar yo el Premio Nobel y firmarte todas las páginas que te quedan de "Cien Años de Soledad". En fin, es sólo una idea: ya me dirás qué te parece.
    Abrazos honrados,
    PABLO GONZ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no, no. Conservo bien a cobro mi ejemplar firmado de "La saliva del tigre". Sé que algún día, cuando ganes el Nobel, valdrá mucho dinero. No te preocupes que no lo venderé nunca, que le tengo mucho cariño... Si quieres, la próxima vez que nos veamos, puedes firmarme todos los microrrelatos de tu antología...¡yo te reto, Pablo Gonz!

      Eliminar
  2. Pues dado que mañana el bueno de Gabo cumplirá 85 años, no sé yo si tendrá el cuerpo sandunguero. Pero la historia de la última página que vuela para ser origen de otra historia (empatía literaria) promete y, qué carajo, cosas más difíciles se han visto. Seguro que si lo mandaras a Macondo, otro gallo (del coronel) cantaría. Como muestra de apoyo incondicional (me quedé con ganas de conoceros más a muchos de vosotros), mañana, mi intervalo hará referencia al premio Nobel (y eso que me llevé una inmensa decepción con su "cómo se cuenta un cuento" y su concepto de marca).
    Besotes con GPS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hum, enviarlo a Macondo habría sido un puntazo... ¿cuál será el franqueo para mandar allí una carta? Mañana me paso por tu blog a ver ese intervalo...
      Un beso ^_^
      P.D. En la próxima quedada, hablamos más, prometido. ¿Eres de Madrid?

      Eliminar
    2. Vivo en Madrid y "tachán" trabajo en Rivas. Sin duda, hablaremos más, en presencia o en ausencia.
      Besotes

      Eliminar
  3. Marina, te cuento desde mi experiencia, que mucho mejor será que te la cuente mi cartero en persona. Por lo que sé, en la oficina de Correos de Santa Cruz de La Palma, cuando llega una carta a alguien se hace lo imposible por hacérsela llegar. Muchísimo más si es una carta manuscrita, altamente cotizadas entre los carteros.
    Yo digo que llegará, antes o después, la abrirá él o su agente literario ¿qué será eso? quizá su editor. Pero llegará.
    Aunque otra experiencia que tuve en México me hace pensar lo contrario, pasé allí dos meses, en el mismo lugar y tuve que reclamar mis cartas porque no nos las traían. De aquello hace más de 10 años ¿irá Gabo a reclamar sus cartas? ¿reclamará esta?
    Abrazos y SUERTE!!!!! (voy a probar con Galeano, je je) Experimento Gonz II

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo entendido que Gabo es un hombre de lo más campechano. No sé si recibirá o no mi carta, pero ahora mismo, la probabilidad de que no suceda es la misma de que suceda y yo me quedo con eso. Lo cierto es que esta incertidumbre me está gustando mucho... :)

      Eliminar
  4. Segurisimo que llega y que te contesta. O eso te deseo Marina. Espero con ganas saber más del experimento...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, Rosa, ojalá. En cuanto sepa algo, os aviso ;)

      Eliminar
  5. Qué bueno! Sí, sí, seguro que le llega! Supongo que las personas famosas están acostumbradas a este tipo de cosas, pero si fuera yo quien recibiera la carta, la emoción me embriagaría...

    A ver que pasa...

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Yo apuesto por que llegará al destino y por que recibirás algún tipo de respuesta.

    Don Gabriel ha de tenerle apego al correo, así fue como envió el manuscrito de Cien años de soledad desde Mexico a Bs As. En dos tandas, dado que no tenía dinero para enviarlo todo de una vez.

    Quedo ansioso por conocer el desenlace.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Seguro que llega allí, y luego aquí. ¿Quién no querría participar de algo así? Además, el escepticismo no es muy útil, y la vida es lo que transcurre entre este tipo de experimentos.
    Abrazo
    Gabriel

    ResponderEliminar
  8. Marina, como sabes trabajo en la televisión, y todos los días nos llegan cartas sin la dirección, tan solo con el nombre de la presentadora. Y llegan. Mucha suerte con tu experimento.

    ResponderEliminar
  9. Tiene buena pinta. Yo voto en positivo, es decir que estoy convencida de que llegará a su destino, el sr. García Márquez lo firmará y lo devolverá al remitente.
    Mantennos informados, porfa :-)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Yo me apuesto las cañas que me debes a que te la devuelve firmada.

    Suerte

    ResponderEliminar
  11. Qué genial idea, menos mal que quedan personas capaces de soñar a pesar de los tiempos que corren. Estoy por probar el experimento Gonz. Aunque de momento mi experimento con los nanolibrillos viajeros no da resultado positivo...

    Un saludo indio
    Mitakuye oyasin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis libros libres aún están siendo leídos por los que los recogieron. Habrá que acostumbrarse a interpretarlo así.
      Abrazos, David, y perdón Marina por inmiscuirme.
      P

      Eliminar
  12. Debería llegar, digo.
    Yo la hubiése reforzado con un comunicado al director de correos de México solicitando su amable asistencia para hacerla llegar.
    Supongo que el Gabo recibe toneladas de correspondencia.
    Sería una ineficiencia si no llega.

    ResponderEliminar
  13. Te deseo mucha suerte. Creo que llegará. Nos lo cuentas ¿vale?

    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Marina y Pablo: no me digan que las cartas manuscritas no son una de las cosas más bellas de recibir por correo? Yo le pongo todas las fichas a que SÍ a este experimento!! Abrazos y buenos deseos para que se haga realidad!

    ResponderEliminar
  15. ¿por qué Mexico?. Gabriel Garcia Márquez tienen casa en Colombia, concretamente en Cartagena de Indias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vive en México desde los años 80

      Eliminar
    2. ¿Desde los 80 años? No, mucho antes. ;)

      Eliminar
  16. Voy a llamar a Gabo para que te lo firme. Dalo por hecho.

    PD: Estáis fatal de la cabeza!

    ResponderEliminar
  17. Una de dos: llegará o llegará. Yo me inclino por el llegará. En cualquier caso lo que has hecho se merece que llegue y que te responda con una larga carta, la página autografiada, una invitación.... vale; ya me callo. :)

    ResponderEliminar
  18. Uau!!! Tengo muchísima curiosidad! Creo que si recibes de vuelta la hoja firmada sentiré sus historias un poco más cerca, aunque no haya sido yo la destinataria! Suerte

    ResponderEliminar
  19. Yo, sinceramente, ampliaría un poco más el plazo,más que nada porque puede haber una incidencia "postal". Pero yo, sinceramente, creo que no habrtá respuesta, más que nada porque seguramente Gabriel G-Márquez tenga una secretaria o alguien que atienda a la correspondencia y, si no se especifica lo que se quiere, al ver esas páginas pensará que es una broma y la tirará a la basura. Pero igual no, la verdad es que quedo intrigado...

    ResponderEliminar
  20. Pandilla de frikis intelectualoides endogámicos...

    ResponderEliminar
  21. Já, já, ...de España Sale : no tengo duda.
    Llegar a Méjico, llega, hasta ahí correcto.

    No me imagino cómo tiene que ser la Central distribuidora de Correos en aquel País. ¿Conocéis lo que os digo?. Bueno, pues suelen ser unas plataformas inmensas donde se "separan" las cartas por zonas, distritos, códigos postales....

    La tuya quedará en el montón de las no clasificadas. ¿Sigo?.
    Ahora ya depende de la "estrategia" que tengan con esa tipología de montón ..... Si suponemos que una persona humana (no una máquina) lee el destinatario y le "cae en gracia" : ¡LLegará!!, fijo que llega.

    En el resto de posibilidades .....creo que ....ni siquiera te lo devolverán por el coste que les supone hacerlo ....

    Bueno, ya está, ¿Apostamos?.

    ResponderEliminar
  22. Ayyyyy ¿¡ya ha salido!?
    Marina, hija, estoy últimamente tan liada que no me da tiempo a leer los blogs -ni a escribir yo- y no había visto esta entrada... ¡Que emoción!
    Ya seguiremos hablando de ello... uff, si lo consigues nos da un paro colectivo ^-^ Besitos

    ResponderEliminar
  23. una idea tan loca solo puede funcionar

    ResponderEliminar
  24. Bueno, espero que el gran Gabo estampe el autógrafo, pero dale más tiempo, para que la secretaria la encuentre entre la montaña de cartas... Aunque con la recomendación de Pablo Garcinuño, seguro, seguro que la tienes en tus manos en un pis pas...

    ResponderEliminar